• =?UTF-8?Q?=28IV=C3=81N=29=3A_Feliz_Navidad=2C_Feliz_Hannukah_y_Feliz_A=

    From Elio I. Valarezo@21:1/5 to All on Wed Dec 22 16:54:49 2021
    Sábado, 24 de Diciembre, 2021 de Nuestro Salvador Jesucristo, Guayaquil, Ecuador-Iberoamérica

    (Cartas del cielo son escritas por Iván Valarezo)

    Feliz Navidad, Feliz Hannukah y Feliz Año Nuevo 2022 a cada una de todas nuestras familias benditas de América y de las naciones del mundo entero es mí oración, en el nombre de nuestro Señor y salvador Jesucristo. Además, que nuestro Padre
    celestial los bendiga y los guarde, enriqueciéndolos a todos junto con sus amados, vecinos y amistades, creyendo que Él nos ha entregado ya a su Hijo Jesucristo como nuestro Salvador suficiente junto con su Espíritu Santo, y así, todos nosotros
    amemos, exaltemos y glorifiquemos su santo nombre fuegos en nuestros corazones, y riquezas vengan en nuestros días, sin fallarnos jamás. Ciertamente, nuestro Padre celestial espera que tú te bautices con tus amados, especialmente con tus hijos, porque
    sumergiéndote en la bañera hogareña, río o piscina, entonces tú emergerás perdonado, bendecido, enriquecido y eternamente amado en Canaán con nuestro Padre celestial y con su Espíritu Santo, porque ahora tú estarás unido a Él en su semilla
    santa, como su carne sin pecados, sin fallarte jamás. Creyendo que, nuestro Padre celestial dijo: dejen que sus hijos vengan a mí, porque de ellos es la gloria celestial, y esto es el bautismo en agua, que tú ejecutaras con ellos: porque tus hijos e
    hijas ahora tendrán la roca de salvación, entregándoles océanos de amor, océanos de gozo, océanos de alegrías y océanos de bendiciones interminables, riquezas y alegrías para prosperar siempre. ¡Amén!)

    (Merry Christmas, Happy Hannukah and a very Happy and Prosperous New Year 2022 to every one throughout our blessed families of America and the rest of the nations of the world is my prayer, in the name of our Lord Jesus Christ. Moreover, may our heavenly
    Father bless and keep you enriched these days with your loved ones, neighbors and friends, believing that He has granted us His beloved Son Jesus Christ to be our Savior along with the Holy Spirit, thus we may love, exalt and glorify His holy name fires
    in our hearts for richness to come through our days without failing us ever. Really, our heavenly Father is expecting you to be baptized with loved ones, especially your children, because by been submerged in your home bathtub, river or nearby pool then
    you will emerge forgiven, blessed, enriched and forever loved in Canaan with our heavenly Father and the Holy Spirit, because now you are one with Him in His holy-seed as His flesh without sin forever. Believing that, our heavenly Father said: let your
    children come to me, for the kingdom of God belongs to them, and this is water baptism that you may execute with them, because now they will have the rock of salvation granting them oceans of love, oceans of joy, oceans of happiness and oceans of endless-
    blessings, richness and happiness to live a prosperous life always. Amen!

    El PADRE te tiene a ti ya viviendo hoy con tus amados en su corazón, como el LUGAR SANTISIMO de su Sinagoga eterna, bendecido, enriquecido y amado cada día siempre:

    Preocupado, nuestro Padre celestial veía a sus hijos morir ante el pecado, por Eva comer del fruto prohibido, del árbol de la ciencia del bien y del mal, por ende, Adán comió igualmente de él, contaminado a sus hijos por generaciones futuras para
    descender al abismo, eternamente perdidos, que era el corazón de la tierra contaminada también en sus grandes tierras para siempre. Como resultado, nuestro Padre celestial podía oír a sus hijos desde el corazón de la tierra, pero muy poco lo que Él
    podía hacer por ellos, dado que Adán había comido del fruto prohibido, que no solamente lo destruyó a él, pero igualmente a sus hijos, impotentes ante el pecado y artimañas de Satanás, que ellos descendieron eternamente perdidos al infierno
    tormentoso.


    Devotamente, nuestro Padre celestial estaba muy contento, cuando creaba cielos y tierra, empezando así su nuevo reino para glorias de su santo nombre fuegos junto con sus ángeles e hijos de Él, pero ahora le dolía profundamente ver que Satanás junto
    con la muerte y ángeles caídos estaba creando su reino de tinieblas, que eventualmente destruiría la tierra con su humanidad en el pecado. En estos días, nuestro Padre celestial podía ver a cada hombre, mujer, niño y niña de familias antiguas y
    modernas, eternamente perdidas en el pecado y sin esperanza alguna en el corazón de la tierra, dándole así poderes a Satanás para incrementar su reino de tinieblas, haciendo imposible que su santo nombre fuegos sea amado, honrado y exaltado en las
    naciones y en la eternidad.


    Realmente, hijos de nuestro Padre celestial habían descendido al corazón de la tierra, convertido en el hogar de Satanás, así como el infierno es eternamente, recibiéndolos de familias de las naciones continuamente, entonces, Él necesitaba derramar
    su corazón santísimo enteramente sobre la tierra, logrando que hijos nacidos de Él lleven su corazón santísimo al corazón de la tierra, redimiendo la humanidad ya perdida eternamente. Ciertamente, esta era la única manera posible para nuestro
    Padre celestial redimir a sus hijos del pecado, nacidos de su imagen y de su alma santísima inicialmente, escapando del infierno tormentoso finalmente, como del corazón de la tierra, al tener a Israel antiguo naciendo de su Espíritu lo convirtió en
    su corazón santísimo lleno de su amor infalible, concediéndoles vida eterna nuevamente, enriqueciéndolos infinitamente.


    Sin embargo, para nuestro Padre celestial tener a sus hijos naciendo en su Espíritu, llevando su corazón santísimo hacia el corazón de la tierra para salvar a sus hijos ya perdidos en pecados de Satanás, y ellos vean vida nuevamente en la gloria
    angelical, eternamente enriquecidos, entonces, Él necesitaba llenar la tierra con agua, dándole vida al hombre y animal igualmente, salvándola finalmente. Es decir, que nuestro Padre celestial necesitaba bautizar la tierra entera con agua, removiendo
    causas del mal terrible ya visible siempre en familias de las naciones de aquellos días, y así, Él remover el pecado enteramente con su bautismo mundial de agua, removiendo postreramente todo mal para derramar su corazón santísimo sobre ella
    enteramente con salvación eterna para cada hijo suyo para la eternidad.


    Realmente, nuestro Padre celestial necesitaba bautizar con agua la tierra entera junto con su humanidad viviendo en ella, porque Él necesitaba remover a Satanás, la muerte junto con ángeles caídos, y Él mismo finalmente derramar su corazón santí
    simo enteramente con su amor infalible, y sea llevado con todo al corazón de la tierra, empezando al fin su reino de amor por sus hijos infinitamente. Además, nuestro Padre celestial planeaba bautizar a cada hombre, mujer, niño y niña de naciones
    antiguas y modernas para establecer su corazón santísimo de su amor infalible por ellos en la gloria angelical, la tierra y la Creación entera, finalmente estableciéndolo (su corazón) enteramente en sus pechos individualmente, y finalmente la tierra
    con su humanidad entera le ame a Él, así como en la eternidad.


    Por lo tanto, fue importante para Moisés nacer, como cuando la casa de Israel ya había recogido todo pecado de familias de las naciones antiguas y modernas para el bautismo del Mar Rojo, invocándolo a Él, para Él finalmente entregarles su corazón
    santísimo descendiendo hacia su campo israelí, y Él ser uno con ellos eternamente aun en el mismo infierno para la eternidad venidera. Realmente, nuestro Padre celestial llamó a Moisés a su cruz del monte Jerusalén, descansando sobre el monte Sinaí
    , recibiendo su santo nombre para Israel y las naciones, poseyéndolo eternamente, empezando en el desierto de Sinaí, descendiendo luego al infierno para ascender con el Mesías victorioso sobre el pecado, y vivir unidos con el Padre, en el Lugar Santí
    simo, eternamente todos justificados con Él perpetuamente.


    Ciertamente, después de que Israel antiguo había abandonado pecados del mundo en el bautismo del Mar Rojo, entonces con aquel bautismo Moisés ascendió hacia la gloria angelical para ver al Padre en persona, así como normalmente sucedería en el
    Lugar Santísimo del tabernáculo de reunión por el desierto de Sinaí, pues, él necesitaba descender con su Lugar Santísimo finalmente, salvando la humanidad entera postreramente. Por ello, nuestro Padre celestial necesitaba a Moisés ayunando por
    cuarenta días y noches, para ascender y estudiar con Él su tabernáculo de reunión junto con su Lugar Santísimo, porque él seguidamente descendería con él, y Él expiar, juzgar y cubrir pecados de sus hijos con su sangre expiatoria para ser uno
    con ellos en su corazón santísimo, en donde nunca hubo pecado jamás.


    Realmente, nuestro Padre celestial necesitaba a Moisés, estableciendo su tabernáculo de reunión con su Lugar Santísimo en el campo israelí, porque Él iba a trabajar con la carne y sangre expiatoria de Isaac cada pecado de cada hombre, mujer, niño
    y niña de naciones antiguas y modernas, otorgándoles a ellos su vida eterna victoriosa sobre Satanás, pecados, brujerías y la muerte en Canaán postreramente. Ciertamente, nuestro Padre celestial le entregó a Moisés e Israel, como su nación dorada
    junto con naciones antiguas y modernas, sus Diez Mandamientos imposibles de cumplirlos en el desierto de Sinaí, el Valle de los huesos secos y en la tierra entera, pero sólo en Canaán con su cuerpo glorificado descendiendo del cielo arriba, como maná,
    obteniendo vida de riquezas interminables hacia la eternidad venidera.


    Por su gracia, fue la perfecta voluntad de nuestro Padre celestial no solamente de ver cara a cara a cada hijo suyo de Israel y de las naciones, pero igualmente, Él necesitaba entregarles a ellos su cuerpo glorificado, en donde sus mandamientos son
    eternamente amados, exaltados y glorificados junto con su santo nombre fuegos en la gloria angelical y en la tierra igualmente eternamente. Puesto que, nuestro Padre celestial estaba mirando siempre no solamente para expiar, juzgar y cubrir cada pecado,
    que sus hijos de Israel y de naciones antiguas y modernas habían cometido hacia Él, su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo, pero igualmente, Él necesitaba instalar su corazón santísimo en sus pechos, eternamente ungido, salvándolos finalmente a
    ellos con perfecta santidad siempre por una eternidad entera.


    Definitivamente, fue importante para Moisés no solamente ascender hacia la gloria angelical para ver en persona a nuestro Padre celestial junto con su tabernáculo y el Lugar Santísimo, porque Él necesitaba escudriñar a cada hijo suyo con su amor
    infalible de su corazón santísimo, emanando siempre hacia ellos por el desierto, postes del infierno, Canaán y la tierra, pero igualmente, Él necesitaba enriquecerlos siempre últimamente. Además, nuestro Padre celestial necesitaba trabajar con Mois
    s junto con sacerdotes levitas en el tabernáculo de reunión y el Lugar Santísimo no solamente expiando, juzgando y cubriendo cada pecado de sus hijos de Israel y de naciones antiguas y modernas, pero igualmente, Él necesitaba ver que su corazón
    santísimo obre en sus pechos cada día maravillosamente, así como obra siempre perfectamente en Él.


    Definitivamente, considerando que nuestro Padre celestial había lidiado con el pecado de Israel y de la humanidad entera, al tener su corazón santísimo, como el Lugar Santísimo, bendiciéndolos a ellos con maná y bebidas de la roca del cielo arriba,
    entonces sus hijos recibieron su corazón santísimo en sus pechos sin pecado alguno, viviendo su vida eterna en sus países siempre conociendo abundantes riquezas progresivamente. Realmente, por el desierto de Sinaí nuestro Padre celestial encontró a
    cada hijo suyo de naciones antiguas y modernas, empezando con Israel, reencontrándose con ellos en su Lugar Santísimo y con rituales y ceremonias de santidad perfecta del Juramento a Isaac, porque sus pecados fueron removidos por Israel antiguo bautizá
    ndose en el Mar Rojo, para ser uno con Él en su corazón santísimo finalmente.


    Ciertamente, nuestro Padre celestial necesitaba encontrarse con cada uno de Israel y de la humanidad entera, empezando contigo, tus amados, vecinos y amistades, en el Lugar Santísimo del tabernáculo, porque Él te necesitaba comiendo de Él su maná y
    bebiendo de su roca para obtener finalmente la carne sagrada, en donde su corazón santísimo es parte de ti con perfecta santidad toda una eternidad entera. Visto que, nuestro Padre celestial necesitaba enriquecerte a ti, aun yaciendo ya cerca de aguas
    amargas de Mara sin vida, como el árbol muerto cerca de él, que Moisés necesitaba lanzar en él, endulzándolo todo, seguidamente bebiéndolo Israel antiguo se unieron todos en la carne de Isaac, en donde su corazón santísimo instalado en ti, te
    hace perfecto y santo, así como Él es eternamente.


    Ciertamente, nuestro Padre celestial te necesitaba a ti no solamente comiendo de su maná con tus amados, vecinos y amistades por cuarenta años en el desierto de Sinaí, porque Moisés ayunó por cuarenta días y noches por su tabernáculo con su Lugar
    Santísimo, seguidamente también ayunó nuevamente por cuarenta días y noches por sus mandamientos, y tú los honres de pies a cabeza siempre. Ya que, nuestro Padre celestial había descendido con Moisés en el Lugar Santísimo del tabernáculo, que
    Israel antiguo necesitaba construir en su campamento, para Él encontrarse contigo en persona en él (su Lugar Santísimo), aun cuando tú yacías muerto eternamente perdido en tus pecados en el infierno, por Eva haber pecado, comiendo del fruto
    prohibido—y así, finalmente tú vuelvas a vivir nuevamente hoy.


    Además, nuestro Padre celestial necesitaba llenarte a ti con su vida eterna que había derrotado a Satanás y a ángeles caídos en la gloria angelical, rebelándose en contra de Él, su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo, buscando controlar su santo
    nombre fuegos, como poderes enriqueciendo no solamente el cielo, pero igualmente enriqueciendo su nueva tierra, creada por Él, como su nuevo dulce hogar últimamente. Por consiguiente, fue importante para nuestro Padre celestial tener a Moisés
    descendiendo con Él en el Lugar Santísimo en necesidad de ser construido en el desierto de Sinaí por Israel antiguo, porque Él necesitaba encontrarse contigo en persona junto con tus pecados, que necesitaban ser cubiertos con sangre expiatoria de su
    corazón santísimo y amoroso, y tú veas vida nuevamente en Canaán para siempre.


    Por el desierto de Sinaí, nuestro Padre celestial trabajo con Moisés y sacerdotes levitas conduciendo tu sacrificio cotidiano a entrada del tabernáculo y su Lugar Santísimo, salpicando tus pecados con sangre expiatoria, pecados ya abandonados en el
    Mar Rojo por Israel antiguo, porque en Canaán serian cubiertos con sangre expiatoria de su corazón santísimo, clavando a su Hijo Jesucristo a ti con salvación eterna finalmente. Esto fue algo, que nuestro Padre celestial necesitaba lograr no
    solamente contigo junto con tus amados, vecinos y amistades, pero igualmente con cada musulmán, budista, hindú, shinto, taoísta, hebreo, cristiano y de toda otra fe del mundo entero, porque Él los necesitaba a todos en su corazón santísimo
    eternamente bendecidos de pies a cabeza, aunque ya yacían perdidos en el infierno tormentoso para siempre.


    Realmente, entendiendo que Moisés junto con Israel antiguo cumplió con rituales y ceremonias de santidad perfecta del Juramento a Isaac para con cada hombre, mujer, niño y niña de naciones antiguas y modernas en el desierto de Sinaí, porque ellos se
    hicieron uno con perfecta santidad en el corazón de nuestro Padre celestial, mordidos por serpientes venenosas, entonces derrotaron a la serpiente del paraíso finalmente. Ya que, nuestro Padre celestial necesitaba derrotar a Satanás y a su serpiente
    del paraíso en el desierto de Sinaí en cada hijo suyo de familias de las naciones antiguas y modernas, para cantar victoria en contra del reino de las tinieblas, que estaba controlando la tierra entera, empezando en el infierno tormentoso, para que el
    mal reine en la humanidad entera para siempre.


    Indiscutiblemente, el bautismo del Mar Rojo, que Israel antiguo con Moisés pasó, invocándolo a Él, como Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacobo fue importante infinitamente, abandonando la carne pecadora y el espíritu de error por Isaac y el
    Espíritu Santo, en donde el corazón santísimo de nuestro Padre celestial se instala en sus pechos, logrando una perfecta relación con ellos siempre. Realmente, fue en el desierto de Sinaí, en donde nuestro Padre celestial necesitaba instalar su
    corazón santísimo en tu pecho, obteniendo así una relación perfecta contigo, tus amados, vecinos y amistades en tus días en la tierra y en la gloria celestial, porque su corazón santísimo instalado en tu pecho, entonces tú serás perfecto y santo,
    así como Él lo es: recibiendo riquezas cotidianas siempre.


    Visto que, la voluntad perfecta de nuestro Padre celestial enriquecerá la tierra con su corazón santísimo instalado en tu pecho con el bautismo en agua, que tú cumplirás en tu bañera familiar, piscina, río o playa cercana a ti, porque bautizado en
    agua entonces su corazón santísimo estará siempre en ti, enriqueciéndote a ti junto con los demás hasta ver su reino descender finalmente. Realmente, tú jamás conocerás la vida maravillosa de nuestro Padre celestial, entregada a ti ya junto con
    tus amados, vecinos y amistades, sin el bautismo en agua, porque está llena del amor infalible de su corazón santísimo por ti en tus días en la tierra y en la gloria angelical también, conociéndolo a Él por su Hijo Jesucristo y su Espíritu con
    riquezas inagotables siempre.


    Amorosamente, esta es la vida, que tú realmente naciste con ella de su imagen y de su alma santísima para conocer glorias angelicales, como el paraíso y la tierra entera igualmente, porque es una vida que únicamente existe en la eternidad para
    bendecir cada día no importando jamás en donde te lleve a ti con sus glorias, poderes y riquezas—porque va enriqueciéndote abundantemente siempre. Por eso, Satanás junto con la muerte y ángeles caídos trabaja continuamente con familias brujas
    para engañar a toda alma día y noche hasta que tú definitivamente desciendes hacia lugares de tinieblas terribles, aunque aún tú vives en la tierra, porque Satanás odia verte a ti conociendo esta vida gloriosa, que estará siempre enriqueciéndote
    a ti no importando jamás en donde tú vives en las naciones.


    Ciertamente, esta es una vida gloriosa, que nuestro Padre celestial la vive diariamente con su Hijo Jesucristo, su Espíritu, ángeles y familias redimidas en el cielo y en la tierra igualmente, porque ellas se bautizaron en agua, invocándolo a Él,
    como Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacobo, y Satanás no puede tocarla, por eso te odia a ti Satanás, por poseerla. Esta es la vida gloriosa de nuestro Padre celestial, que Satanás junto con sus aliados logró conocer en la gloria angelical,
    amando tenerla, pero para obtenerla, entonces ellos necesitaban poseer su santo nombre fuegos con ellos, y esto fue algo imposible de lograr a no ser que se lo roben con una gran rebelión angelical, que resultó, perdiéndolo todo todos ellos para
    siempre.


    Sin embargo, nuestro Padre celestial estaba complacido, entregándoles su santo nombre fuego enteramente con riquezas a sus hijos, nacidos de su imagen y de su alma santísima, empezando con Adán y con Eva, para vivir únicamente conociendo riquezas
    siempre, construyendo finalmente su nuevo reino de amor por ellos, y seguir conquistando más amor, paz, prosperidad y alegrías una eternidad entera, empezando en todo hogar siempre. Ya que, esta es la vida gloriosa de nuestro Padre celestial, dándole
    vida a sus hijos, nacidos de su imagen, empezando con Adán y Eva, ejecutando su perfecta voluntad en la Creación entera no solamente con huestes angelicales, pero igualmente en cielos y en tierra, creadas por Él, como su nuevo dulce hogar,
    conquistando más amor para su santo nombre fuegos toda una eternidad entera contigo.


    Por eso, bautizado en agua entonces tú habrás abandonado la carne pecadora y el espíritu de error, en donde Satanás te va empobreciendo progresivamente, sin embargo, recibiendo la carne sin pecados con su Espíritu Santo entonces nuestro Padre
    celestial estará ya trabajando cada día por ti desde la gloria angelical para manifestar su perfecta voluntad por ti enriquecida ya en la tierra entera perpetuamente. En otras palabras, nuestro Padre celestial está viviendo tu vida eterna en la gloria
    celestial, así como su Hijo Jesucristo la vivió por ti en Canaán, destruyendo cada pecado, enfermedad, maldición, brujería, problema, conflicto, holocaustos y la muerte que Satanás enviaba hacia ti, destruyéndote así finalmente a ti con tus
    amados, y tú recibas riquezas mas bien constantemente de Él desde la gloria angelical.


    Concluyentemente, nuestro Padre celestial estará siempre viviendo tu vida en la gloria angelical, como Él siempre la vivió con su Hijo Jesucristo, su Espíritu Santo, ángeles y familias redimidas de generaciones pasadas, por ello, bautizado en agua
    entonces tú recibirás amor, sanidad, paz, riquezas y bendiciones poderosas descendiendo cada día hacia ti, porque Él vive tu vida en el cielo para bendecirte en la tierra continuamente. Esta es la verdad: Nuestro Padre celestial, estará viviendo tu
    vida prestigiosa en la gloria con sus ángeles, así como Él siempre la ha vivido con su Hijo Jesucristo y con su Espíritu Santo, y al ser Él reconocido, enriquecido y vestido de riquezas cotidianas junto las de Canaán también, entonces tú estarás
    recibiendo bendiciones en la tierra cada día, sin fallarte jamás.


    Ya que, es así como nuestro Padre celestial estarás siempre haciendo su voluntad perfecta en tu vida, vivida por Él, su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo ante huestes angelicales que lo aman, honran y enriquecen a Él y a su santo nombre fuegos con
    bendiciones poderosas, que vendrán manifestándose en ti para bendecir a todos en la tierra hasta que su reino venga finalmente. Ciertamente, nosotros también podemos decir, que nuestro Padre celestial vive tu vida en la gloria angelical con su carne
    sagrada y su Espíritu Santo, que tú habrás recibido bautizado en agua, invocándolo a Él, como Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacobo, finalmente manifestando su voluntad perfecta en ti y en la tierra, bendiciendo a los demás cerca y lejos
    de ti.


    Misericordiosamente, nuestro Padre celestial necesita bendecirte a ti junto con tus amados, pero igualmente, Él necesita bendecir a tus vecinos y amistades del mundo entero, inversamente, ellos siempre no conseguirán conocerlo a Él en su vida bendita,
    que tú recibiste bautizado en agua, invocándolo a Él con perfecta santidad de su santo nombre fuegos, clavado hoy sobre la cruz del monte de Jerusalén, en Canaán. Positivamente, fue importante para nuestro Padre celestial que su Hijo Jesucristo
    nazca de la hija virgen de David con su semilla santa, recogiendo naciones antiguas y modernas por el desierto, mordidos luego por serpientes sobre postes del infierno, finalmente mordidos sobre postes de la gloria celestial, como su sinagoga de Jerusalé
    n en tu nación hoy, declarándote a ti ungido, perfecto, santo y eternamente enriquecido siempre.


    Definitivamente, nuestro Padre celestial necesitaba no solamente a Moisés con Israel antiguo sacándote a ti junto con tus amados del desierto de Sinaí perfecto y santo a postes del infierno, mordidos por serpientes venenosas, luego ascendiendo al
    Lugar Santísimo de su Sinagoga de Jerusalén, mordidos nuevamente con serpientes de bronce juntos con el Mesías, declarándote libre de pecado: amando y exaltando su santo nombre finalmente perpetuamente. Ciertamente, nuestro Padre celestial necesitaba
    recibir en aquel Sábado inmortal no solamente a su Hijo Jesucristo clavado a dinteles de la Sinagoga de Jerusalén, salpicando su sangre expiatoria victoriosa sobre Satanás, pecados, la muerte, el infierno, familias brujas y la tierra, pero igualmente
    recibirte a ti con tus amados, y otorgarte Él mismo su santo nombre fuegos eternamente honrado ya, para alcanzar riquezas cotidianas siempre contigo.


    Mejor dicho, nuestro Padre celestial recibió a su Hijo Jesucristo salpicando su sangre expiatoria victoriosa sobre cada pecado, enfermedad, maldición, problema, demonio, brujería, muerte, infierno y sobre todo enemigo en la tierra entera, y así, tú
    puedas amarlo, servirle y exaltarlo a Él junto con su santo nombre victorioso en tu Sinagoga de Jerusalén en tu nación, y riquezas fluyan siempre entre tus familias interminablemente. Positivamente, este eres tú con tus amados, vecinos y amistades en
    tu nación, en donde tú vives como musulmán, budista, hindú, taoísta, shinto, hebreo, cristiano y demás, porque nuestro Padre celestial ha expiado, juzgado y cubierto pecados ya en su Lugar Santísimo del tabernáculo, como su corazón santísimo,
    derramando su sangre expiatoria por el desierto, finalmente alcanzándote a ti con salvación y riquezas inagotables perpetuamente.


    Tempranamente, nuestro Padre celestial te ha sacado ya a ti del infierno tormentoso, porque cuando Él descendió con Moisés en el Lugar Santísimo del tabernáculo para ser construido por Israel antiguo en el desierto, entonces, Él lo hizo así,
    sabiendo perfectamente que lograría liberarte del pecado, liberándote a ti con sangre expiatoria de su corazón santísimo, salpicándola en la Sinagoga de Jerusalén en tu nación interminablemente. Entendiendo que, cuando nuestro Padre celestial clav
    a su Hijo Jesucristo a la entrada del tabernáculo, como su Sinagoga de Jerusalén, entonces Él lo hizo, salpicando su sangre expiatoria sobre ti, tus amados, vecinos y amistades, entrando finalmente contigo al Lugar Santísimo con santidad perfecta
    de su vida eterna para verte siempre perfecto y santo en tu nación, bendiciéndote con riquezas interminables diariamente para siempre.


    Y esto es lo que nuestro Padre celestial celebra cada Sábado inmortal con familias hebreas cerca de ti, que su Hijo Jesucristo junto con su Espíritu Santo ya han amado, exaltado y glorificado su santo nombre fuegos juntos contigo, amados, vecinos y
    amistades, y así, tú vivas en perfecta santidad diariamente con riquezas interminables, que Él te ha entregado a ti ya en tu nación. En otras palabras, nuestro Padre celestial recogió a naciones antiguas y modernas en su semilla santa nacida del
    vientre estéril de Sarah, por su Espíritu Santo, como Israel es con la carne y sangre expiatoria de Isaac llena de poderes asombrosos, bendiciéndote a ti con su Hijo Jesucristo, su Mesías, bautizado del Jordán, invocó su santo nombre, salvándote a
    ti con riquezas fluyendo hacia ti siempre.


    Visto que, nuestro Padre celestial ha glorificado, honrado y exaltado su santo nombre en el Lugar Santísimo de su Sinagoga de Jerusalén, en donde su Hijo Jesucristo entró contigo junto con tus amados, vecinos y amistades: declarándote a ti perfecto y
    santo, así como Él es eternamente, y hoy tú tengas su nombre honorable exaltado en tu nación toda una eternidad, bautizándote en agua hoy. Ya que, nuestro Padre celestial empezó a manifestar su amor, misericordia, gracia hacia Abraham para que su
    Hijo Jesucristo nazca como Isaac con su carne sagrada, que te hace a ti perfecto y santo ante Él en su Lugar Santísimo de su Sinagoga de Jerusalén en tu país, para conocer solamente riquezas, sanidad, poderes, paz y victorias interminables sobre todo
    enemigo, empezando con tu familia.


    Entendiendo que, nuestro Padre celestial necesita tener su santo nombre fuegos eternamente amado, exaltado y glorificado por ti junto con tus amados y todos los demás de tu nación, porque Él ha quitado todo pecado en el Lugar Santísimo de su Sinagoga
    de Jerusalén, pecados que Satanás elaboró para destruirte a ti para siempre con su hambruna, empezando ya en Egipto antiguo. Por ende, fue importante para nuestro Padre celestial tener a su Hijo Jesucristo del vientre estéril de Sarah como Isaac y
    con su carne sagrada y su sangre expiatoria, destruyendo todo pecado, finalmente alcanzándote a ti, llevándote hacia su Hijo amado renacido de la hija virgen de David, eternamente ya tú mismo en su Lugar Santísimo, conociendo únicamente amor, paz,
    riquezas insondables con tus amados siempre.


    Nuevamente, nuestro Padre celestial ya te ha declarado a ti perfecto y santo no solamente por el desierto de Sinaí, como cuando yacías cerca de aguas amargas de Mara, porque estaban amargas para bautizarse en ellas ni menos beberlas para regresar a Él
    con su Hijo Jesucristo que vino para ser uno contigo en su semilla santa, la carne sagrada, enriqueciéndote siempre toda una vida entera. Indiscutiblemente, nuestro Padre celestial te necesitaba a ti, unido en su carne sin pecado, en la que su Hijo
    Jesucristo nació como Isaac e Israel vaya recogiendo tus pecados para el bautismo, bautismo imposible para tú lograrlo, porque aguas de Mara, amargas estaban para bautizarse y beberlas, empero, endulzadas ya por Moisés con su árbol, entonces tú
    puedes bautizarte en tu país hoy—enriqueciéndote grandemente siempre.


    Francamente, bautizándote, invocándolo a Él, como Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacobo, entonces tú abandonaras la carne pecadora y el espíritu de error que jamás entraran al Lugar Santísimo, finalmente recibiendo su carne santísima
    con su Espíritu Santo en donde su voluntad perfecta es perfecta con sus ángeles, manifestándose sobre ti en la tierra igualmente, enriqueciéndote a ti con tu nación progresivamente. Esta es una verdad eterna. Satanás siempre ha trabajado en toda
    generación, asegurándose que naciones antiguas y modernas no consigan conocer, que ellos ya son todos uno con nuestro Padre celestial en su semilla santa, que es su Hijo Jesucristo naciendo con la carne sagrada, destruyendo pecados con su sangre
    expiatoria en el Lugar Santísimo de la Sinagoga de Jerusalén, en Israel, pero también en tu país finalmente para generaciones venideras.


    Además, la perfecta voluntad de nuestro Padre celestial es para ti, salvándote: perfecto y santo, así como Él en cielo y en la tierra entera con su Lugar Santísimo de su Sinagoga de Jerusalén, destruyó a Satanás, la muerte y el infierno, hacié
    ndose Él uno contigo, pero regresando a Él con asombrosas riquezas cotidianas, que tú con tus amados, vecinos y amistades necesitas gozarlas siempre. Además, el reino de nuestro Padre celestial es la misma tierra renovada con su amor infalible,
    derramándose de su corazón santísimo sobre Isaac, alcanzándote a ti hoy en su Lugar Santísimo de la Sinagoga de Jerusalén, siempre presente en ciudades de tu nación, enriqueciéndote, como jamás tú antes conociste riquezas, finalmente logrando
    su reino de amor y de abundantes riquezas en la tierra entera contigo.



    [continued in next message]

    --- SoupGate-Win32 v1.05
    * Origin: fsxNet Usenet Gateway (21:1/5)