• =?UTF-8?Q?=28IV=C3=81N=29=3A_El_Padre_tuvo_a_Israel_antiguo_convirtiend

    From Elio I. Valarezo@21:1/5 to All on Fri Jan 8 20:14:18 2021
    Sábado, 09 de Enero, 2021 de Nuestro Salvador Jesucristo, Guayaquil, Ecuador-Iberoamérica


    (Cartas del cielo son escritas por Iván Valarezo)



    El Padre tuvo a Israel antiguo convirtiendo del reino de tinieblas: en su tierra de su corazón santísimo, amándote y enriqueciéndote hoy y siempre:


    Amorosamente: El amor infalible de nuestro Padre celestial estaba creciendo poderosamente en su corazón por sus hijos, que Él tenía que derramarlo en algún lugar, pero no en su reino angelical, porque Lucifer había pecado con una tercera de los á
    ngeles en contra de Él, su Hijo Jesucristo, su Espíritu Santo y su santo nombre fuegos, que estaba obligado a crear un nuevo lugar. Aquí es cuando, nuestro Padre celestial pensó en crear cielo y tierra, porque Él necesitaba darle vida de su imagen y
    de su alma santísima a Adán junto con Eva y sus hijos, viviendo en generaciones venideras, conociendo únicamente su amor infalible, servicio y alabanza hacia Él y su santo nombre fuegos, que había sido atacado por Lucifer y sus ángeles caídos.


    Realmente, este es su nuevo reino, que nuestro Padre celestial había soñado tenerlo para que su corazón santísimo se manifieste con asombrosas glorias eternas de su amor infalible, vivido siempre por su Hijo Jesucristo, por su Espíritu Santo y ahora
    necesita manifestarlo grandemente en sus hijos, que únicamente vivirán, amando su santo nombre fuegos con pasiones interminables en la tierra entera. Esta es una vida maravillosa, que nuestro Padre celestial la conoce perfectamente, porque siempre ha
    existido en su corazón santísimo, amando a su Hijo Jesucristo y a su Espíritu Santo apasionadamente, pero ahora se manifestara en ti en estos días, es decir, si estás dispuesto a complacerlo con toda verdad y con toda justicia, bautizándote en agua.



    Históricamente, nuestro Señor Jesucristo nos enseñó a nosotros algo importante del Padre, asegurándonos que Él ha amado al mundo tanto, entregándonos a su Unigénito, para que todo aquel que crea en él, no perezca jamás, más bien, tenga vida
    abundantemente, ya que, Él no envió a su Hijo a condenar el mundo, sino ha salvarlo con su amor asombroso de su carne sin pecados. Ciertamente, este es el amor infalible de nuestro Padre celestial, que se estaba manifestando en su corazón santísimo
    para derramarlo sobre la tierra, amando así a su Hijo Jesucristo y a su Espíritu Santo junto contigo, tus amados, vecinos y amistades de alrededor del mundo: porque este es su nuevo reino de su amor sin fin contigo hacia la eternidad entera, desde
    ahora mismo.


    Realmente: Este es el amor infalible de nuestro Padre celestial siempre conocido en su corazón santísimo, que lo ha mantenido como un secreto divino por todo el reino angelical, conociéndolo enteramente solamente su Hijo Jesucristo y su Espíritu
    Santo, porque sólo el Hijo conoce al Padre, y sólo el Padre conoce al Hijo: bautizado en agua, tú lo conocerás de igual manera hoy. Verdaderamente, esta es vida eterna de nuestro Padre celestial, desde donde tú saliste de su imagen y de su alma sant
    sima, viviéndola junto con su corazón santísimo y con sus riquezas insondable, como poderes del Juramento a Isaac, derramándola enteramente sobre su semilla santa, que fue Isaac, únicamente para que tú conozcas su amor abundantemente toda una vida,
    empezando hoy contigo y tus amados.


    En verdad, aquí es cuando, nuestro Padre celestial te conocerá a ti, como Él siempre ha conocido a su Hijo Jesucristo y a su Espíritu Santo, porque esta es una vida maravillosa, llena de su amor infalible desde la eternidad por ti, tus amados,
    vecinos y amistades, que Él amaría vivirlo todo contigo hoy en día, haciendo su corazón santísimo muy feliz al fin. Esta es ciertamente una vida gloriosa, que nuestro Padre celestial siempre ha conocido con su Hijo Jesucristo y con su Espíritu
    Santo, y Él amaría vivirla toda ella contigo junto con tus amados, vecinos y amistades, porque Él necesita ser amado por ti y por tus amados, alcanzado así nuevas riquezas, glorias, poderes y alegrías sin fin aún desconocidas en la eternidad hasta
    hoy.


    Realmente: glorias, poderes, riquezas y alegrías siempre existiendo en ti en la tierra, naciendo todo de su imagen y alma santísima, entonces, tú serás perfecto y santo, así como Él eternamente, es decir, que naciste enriqueciendo a otros, así
    como Él siempre ha sido enriquecido ante su Hijo Jesucristo y su Espíritu, sin embargo, Satanás bloquea tus bendiciones sin que se manifiesten de ti jamás. Ciertamente, nuestro Padre celestial jamás ha vivido esta vida gloriosa con las huestes
    angelicales, porque ellos la hubiesen contaminado, como Lucifer y sus ángeles caídos intentaron controlar su santo nombre fuegos—algo que únicamente te pertenece a ti hacer junto con su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo, viviendo así
    maravillosamente, poderosamente y gloriosamente días eternos con Él en la tierra y en la eternidad.


    Por lo tanto, fue importante para nuestro Padre celestial crear cielo y tierra, porque Él necesitaba manifestar su vida eterna dorada con su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo en Canaán, dado que Él la había escogido para renacer con sus hijos,
    invocando la perfecta santidad de su nombre en el bautismo en agua y en el bautismo del Espíritu Santo. Sin embargo, primero nuestro Padre celestial tenía que haber tenido a su Hijo Jesucristo nacido del vientre estéril de Sarah, porque Él había
    empezado un convenio muy importante con Abraham su siervo, comiendo con él pan y vino que solamente pueden ser servido sobre su Mesa santa en cada hogar familiar, vistiendo así la humanidad entera con su carne sin pecados y sangre expiatoria.


    Realmente, nuestro Padre celestial le estaba entregando a la humanidad entera su semilla santa, saliendo de Él, cuando su Espíritu Santo entraba en el vientre estéril de Sarah, dándole vida a su Unigénito en Canaán como Isaac con la carne sagrada y
    la sangre expiatoria para cada uno en la tierra, bautizándose en agua, invocando la perfecta santidad de su nombre para salvación eterna instantáneamente. Esto es lo que nuestro Padre celestial estará observando constantemente en cada día, semana,
    mes, año y siglo, su vida asombrosa establecida en Canaán con su Hijo Jesucristo y con su Espíritu Santo, que cada hombre, mujer, niño y niña de Israel y de las naciones podrán tenerla abundantemente, bautizándose en agua, invocando la perfecta
    santidad de su nombre.


    Asombrosamente, esta es la vida eterna de nuestro Padre celestial, existiendo en toda la eternidad con Él, su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo junto con cada hombre, mujer, niño y niña de Israel y de las naciones, bautizados en agua, invocando la
    perfecta santidad de su santo nombre: lavándonos de todo pecado instantáneamente, conociendo únicamente amor, poderes, riquezas y alegrías sin fin, siempre. Aquí es cuando: Nuestro Padre celestial es muy feliz contigo, tus amados, vecinos y
    amistades, porque su corazón santísimo está apasionadamente amándote, haciendo que tú lo conozcas a Él y a su amor infalible por ti, que Lucifer y la muerte le bloquean, para que tú jamás sepas cuanto se preocupa por tus cosas cotidianas, y Él
    va trabajándolas contigo hasta resolverlas por ti amorosamente.


    Además, tú naciste para amar a nuestro Padre celestial por su Hijo Jesucristo y su Espíritu junto con su corazón santísimo, apasionado infinitamente por ti, derramándose sobre su Hijo amado nacido como Isaac del vientre estéril de Sarah, por el
    Espíritu Santo, en Canaán, y así, tú lo recibas a Él con su corazón santísimo, amándote, bautizado en agua, invocando santidades perfectas de su nombre. Verdaderamente, bautizado en agua, invocándolo a Él, como Dios de Abraham, Dios de Isaac y
    Dios de Jacobo, entonces, tú renacerás en su mundo de asombrosas riquezas cotidianas, como sabidurías, inteligencia, sanidad, poderes, gozos y alegrías interminables, únicamente para amarlo a Él y a su santo nombre fuegos con pasiones de su corazó
    n bendito en tu pecho, pasiones desconocidas por sus ángeles hasta hoy.


    Realmente, esta es la vida eterna de nuestro Padre celestial, desde donde tú saliste inicialmente, y debes regresar a ella pronto, porque esta vida gloriosa te conoce a ti de eternidad a eternidad, y tú debes regresar pronto a ella, solamente bautizado
    en agua, invocando su santo nombre fuegos, y así, tú vivas su vida eterna con Él, eternamente enriquecido con tus amados siempre. Entendiendo que, es únicamente aquí, viviendo con nuestro Padre celestial su vida eterna, y que siempre te ha conocido,
    amándote siempre a ti en la eternidad hasta hoy, para que tú puedas conocer y vivir riquezas, que esta vida gloriosa tiene que gozarlas contigo y tus amados, incluyendo vecinos y amistades, sin embargo, únicamente bautizado en agua todo esto sucederá
    en ti, empezando hoy.


    De otro modo, tú jamás recibirás bendiciones y riquezas que la vida eterna de nuestro Padre celestial te ha entregado ya a ti enteramente desde la gloria angelical y en Canaán igualmente, y Lucifer sigue viviendo su vida pecadora en ti, porque Adán
    y Eva comieron del fruto prohibido, en donde te falta de todo diariamente a ti y a tus amados, como siempre. Actualmente, Satanás es pobre, sin riqueza alguna, por haberse rebelado en contra de nuestro Padre celestial, su Hijo Jesucristo, su Espíritu
    Santo y su santo nombre fuegos sobre el monte santo de Jerusalén, en Canaán: sin embargo, con nuestro Padre celestial viviendo en ti, porque bautizado en agua tú estarás bendecido, por ende, riquezas cotidianas habrán para ti y hasta que su reino
    venga.


    Ciertamente, obligado, renacerás del bautismo en agua, invocando la perfecta santidad de su nombre, porque sin su bautismo en ti, entonces tú no abandonaras la carne pecadora y el espíritu de error por la carne sin pecados y el Espíritu Santo, para
    finalmente para amarlo a Él: absolutamente, tú naciste amándolo a Él con su corazón santísimo en tu pecho y con riquezas insondables. Visto que, esta es tu felicidad cotidiana, gozándose tú corazón con los tuyos, vecinos y amistades de todas
    partes, porque al tú amar a nuestro Padre celestial con su amor infalible, amándote a ti y a Él con pasión cotidiana del reino angelical, entonces, tú habrás encontrado tu vida, bendiciéndote, enriqueciéndote a ti diariamente con tus amados y
    hasta que su reino venga finalmente.


    Por eso, nuestro Padre celestial necesita que tú vengas a Él con su corazón santísimo en tu pecho, entregándole glorias, honores y santidades a su santo nombre fuegos, que necesita ser exaltado por ti, tus amados, vecinos y amistades sobre todo lo
    alto de la tierra, y así, tú tengas una relación personal con Él, conociendo únicamente riquezas sin fin cada día. Ya que, nuestro Padre celestial necesita enriquecerte a ti cada momento de tu vida en la tierra junto con tus amados, vecinos y
    amistades igualmente, porque enriqueciéndote a ti progresivamente, entonces, Él estará amando, sirviendo y honrando su santo nombre fuegos sobre el monte santo de Jerusalén, en Canaán, manifestando así dulzura abundantemente en cada hogar de las
    familias de toda la tierra para siempre.


    Entendiendo que, nuestro Padre celestial ha creado cielos y tierra con perfecta santidad y con riquezas asombrosas, enriqueciéndote a ti, tus amados, vecinos y amistades, para que su santo nombre fuegos sea apropiadamente servido, amado y enriquecido
    por sus hijos sobre el monte santo de Jerusalén, en Canaán: de otro modo, conquistar nuevas glorias para Él es imposible hasta que tú seas enriquecido finalmente. Realmente, poderosas bendiciones, riquezas y glorias, que nuestro Padre celestial te ha
    entregado a ti ya, están aquí contigo, porque tú fuiste bendecido desde la fundación del mundo, para amarlo a Él, al su Hijo Jesucristo en la gloria angelical ser su Cordero inmolado por ti para que recibas vida eterna, expulsando a Satanás y la
    muerte de tu vida ya, como hoy, para siempre.


    Esta es la vida eterna de nuestro Padre celestial, que puedes recibirla bautizado en agua, invocando la perfecta santidad de su nombre, porque tú vives una vida que siempre falla en bendecirte, enriquecerte y amarte, como debes ser amado, más bien, te
    lleva a ti hacia una tumba temprana—porque tú has nacido para amarlo a Él con riquezas de Canaán para siempre. Ciertamente, Lucifer no solamente tuvo a Eva y Adán junto con sus hijos comiendo del fruto prohibido, para que sus espíritus inmundos
    siempre te rodeen en la tierra, bloqueando bendiciones, poderes y riquezas cananeas, que necesitan enriquecerte para amar a nuestro Padre celestial y a su santo nombre fuegos con poderes apropiados y riquezas insondables de su amor asombroso por ti, para
    la eternidad venidera.


    Por consiguiente, bautizándote, tú habrás resuelto este problema por ti y los tuyos igualmente, porque cada espíritu inmundo atacándote con problemas, conflictos, enfermedades, maldiciones, pobreza y la muerte en el infierno tormentoso, invocándolo
    a Él, su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo, entonces, tú habrás reemplazado la carne con pecados por la carne sin pecados, en donde tú eres infinitamente liberado de todo mal. Esta es una vida gloriosa, entregada a ti y a tus amados por nuestro
    Padre celestial, en donde bautizados en agua, invocándolo a Él, entonces, tú abandonaras la carne pecadora y con espíritus inmundos operando en tu contra incesantemente hasta que tú recibas la carne sin pecados de Isaac y con nuestro Padre celestial
    trabajando progresivamente contigo hasta mas no poder recibir riquezas de Él.


    Además, nuestro Padre celestial busca siempre, conocerte a ti, así como tú realmente naciste de su imagen y de su alma santísima para ser perfecto y santo con poderes del Juramento a Isaac, así como Él lo es con su Hijo Jesucristo, su Espíritu
    Santo y sus ángeles, enriqueciendo así familias de las naciones en toda la tierra con sus riquezas asombrosas en ti. Ciertamente, Satanás no solamente engañó a Eva, al no solamente dejarle comer del fruto prohibido, creyendo a una mentira de la
    serpiente, que había llegado a ser su amiga en el paraíso, pero igualmente, él pudo contaminar a Adán y a sus hijos por generaciones futuras, bloqueando así todas las bendiciones de Canaán, encaminadas hacia ti y hasta enriquecerte con tus amados
    infinitamente.


    Desafortunadamente, Satanás sabe que: bloqueando cada bendición cananea, entonces, él hará que cada hombre, mujer, niño y niña de Israel y de las naciones sufra sed y hambre hasta morir, porque Canaán está lleno en leche y miel, conocimiento del
    Señor, sabiduría, inteligencia, sanidad y otras bendiciones, enriqueciendo su vida eterna en sus hijos en la tierra entera—pero únicamente bautizados en agua todos ellos. Históricamente, nuestro Padre celestial creó cielos y tierra con riquezas,
    poderes, glorias y perfecta santidad para que sea su nuevo reino dulce e insondable, en donde sus hijos renacerán con Él, su Hijo y su Espíritu Santo, haciéndose uno con ellos en Canaán, en donde su dulce hogar rebosa de asombrosas riquezas
    cotidianas, enriqueciendo diariamente a Israel y las naciones en la tierra para siempre.


    Verdaderamente, tú junto con tus amados, vecinos y amistades de todas partes, tienen grandes riquezas en Canaán, que te pertenecen a ti y a ellos cada día y hasta que el reino venga, porque tú tienes que ser enriquecido por Canaán y la tierra
    enteramente para recibirlo a Él a vivir infinitamente amado por sus hijos—y estos son tú y yo hoy. Sin embargo, Satanás junto con sus ángeles caídos y la muerte está bloqueando estas riquezas, poderes, sanidad, sabiduría, conocimiento del Señor,
    inteligencia, leche y miel y otras importantes dulzuras, endulzando su vida eterna en ti, porque bautizado estarás en agua, invocando poderes de su santo nombre sobre ti, finalmente para conocer riquezas cotidianas, glorias, paz, prosperidad y alegrí
    as insondables en la tierra entera.


    Realmente, la tierra junto con el cielo fue creada con perfecta dulzura, poderes y riquezas para sus hijos de Israel y familias de las naciones para gozarlas diariamente, pero Satanás junto con ángeles caídos y la muerte ha bloqueado cada bendición,
    riqueza, gloria y poder de Canaán y la tierra entera, y así, nadie jamás conozca riquezas eternamente, sino solamente pobreza, enfermedad y muerte. Verdaderamente, Satanás junto con ángeles caídos y la muerte bloquea cada bendición de riquezas
    eterna, para recibirlas tú enteramente de Canaán, como cuando tú naciste de tu madre en la tierra, porque estas riquezas junto con poderes y glorias son esenciales para el desarrollo de su vida eterna en ti, y están siendo suprimidas por él con
    brujerías y espíritus inmundos en tu derredor.


    Justamente, este bautismo es importante en tu vida, porque entrando tú en tu bañera hogareña, entonces, saldrás del río Jordán en Canaán con nuestro Padre celestial y con su Espíritu Santo, entendiendo que, tú ahora eres su hijo, renacido de su
    semilla santa, como la carne sin pecados de Isaac y su sangre expiatoria, entregándote vida eterna, enriqueciéndote así a ti diariamente con riquezas cananeas. Efectivamente, tú habrás abandonado la carne con pecados por la carne sin pecados de
    Isaac, abandonando así el mundo pecador de Satanás, operando con espíritus inmundos junto la muerte en tu contra, bloqueando no solamente bendiciones cananeas de riquezas insondables, que te pertenecen a ti y a tus amados eternamente, pero igualmente,
    maldiciéndote estará él hasta que tú mueras, perdido eternamente en el infierno.


    Empero, con el bautismo de nuestro Padre celestial, invocándolo, como Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacobo, entonces tú abandonaras este mundo pecador, trabajándolo Satanás con brujerías, engañando a las naciones, como a Israel en Canaá
    n, porque: así como él engaño a Eva para acercarse a Adán e hijos en el paraíso—presentemente, él está haciéndolo todo nuevamente contigo, engañándote. Actualmente: Satanás junto con ángeles caídos y la muerte está haciendo brujerías
    continuamente con familias satanistas en Canaán, enviando diariamente brujerías hacia familias de las naciones, creyendo en doctrinas falsas, creadas sobre puertas del infierno, fallando así en conocer todos ellos que ya han sido bendecidos,
    enriquecidos y empoderados desde Canaán y en la tierra entera también, creada inicialmente con riquezas para tu gozarlas siempre.


    Ciertamente, lo que Satanás desee hacer, entonces, él usa brujerías con familias ejercitando brujerías constantemente en las naciones, cegándolos a todos ellos, así como cegó a Eva con el fruto prohibido y seguidamente a Adán con sus hijos, robá
    ndoles, matándolos y destruyéndolo todo lo que nuestro Padre celestial nos ha entregado ya en riquezas de Canaán—por eso, tú vives sin vida hoy, como siempre. En otras palabras, cuando Lucifer usó la serpiente para engañar a Eva junto con Adán y
    sus hijos, comiendo del fruto prohibido del paraíso, perdiéndose así ellos eternamente al intercambiar vida eterna y riquezas cotidianas por una vida pecadora: maldecida, enfermada, empobrecida y muerta ya en el infierno, entonces, él hace nuevamente
    lo mismo con Israel en Canaán, como el paraíso moderno del Padre.


    Satanás está haciendo brujerías con familias brujas, que están en Canaán, engañando a Israel y apoyando a falsas doctrinas, lideradas por espíritus inmundos, engañando a familias de las naciones, y así, ellas fallen en conocer siempre, que ya
    han sido bendecidas todas ellas con sanidad, poderes y riquezas en su semilla santa, saliendo de Él en Canaán inicialmente, como Isaac por amor a ti hoy. Ciertamente, nuestro Padre celestial necesita bendecir a cada hombre, mujer, niño y niña de las
    naciones, empezando con Israel en Canaán, porque Él realmente necesita sus gloriosas riquezas, poderes y sanidades distribuidas desde Canaán hacia la tierra entera, porque Él ya desciende a estas riquezas, poderes y bendiciones jamás tocadas por el
    pecado: desdichadamente, Satanás las bloquea con tinieblas de familias brujas, desde siempre.


    Satanás es el que está haciendo todos los males que han sucedido en Israel por generaciones pasadas, como holocaustos, pero igualmente, por todas las familias de las naciones, que también han sufrido terribles males de Satanás, ángeles caídos y
    muerte hasta hoy, cuando la verdad es que nuestro Padre celestial ha quitado el pecado del mundo entero últimamente, y para siempre. Presentemente, Satanás engaña a Israel y a las familias de las naciones desde Canaán con familias brujas, hacié
    ndolas creer que aún hay pecado en la tierra con sólo hacer brujerías sin cesar hacia ellas, cuando la verdad es que el pecado fue quitado del corazón de la tierra, para que su reino de su amor infalible y sus hijos enriquecidos florezcan por una
    eternidad entera.


    Presentemente, Satanás estará enviando brujerías no solamente hacia las naciones, empezando con Israel en Canaán, pero igualmente, te está atinando a ti también con tus amados, vecinos y amistades—atacándote inhumanamente con sus espíritus
    inmundos, causándote problemas, dificultades, enfermedades, pobreza y hasta accidentes, haciéndote fallar en conocer que tú ya has sido bendecido con la carne sin pecados de Isaac y con riquezas interminables siempre. Estos espíritus inmundos van
    hacia ti de parte de Satanás continuamente, bloqueando cada bendición de riquezas de Canaán, como su salvación eterna, conocimiento de Él, sabiduría, inteligencia, leche y miel, sanidad y otras similares, que están en Canaán ahora mismo para ti
    en la carne sin pecados de Isaac, y así, su vida eterna florezca en ti, sin Satanás y sus ataques como antes.


    Visto que, nuestro Padre celestial te ha bendecido a ti tremendamente con riquezas asombrosas, glorias, perfección, santidad y purezas infinitas por su bautismo en agua, porque es aquí: cuando tú realmente naces viviendo su vida eterna, entregada a ti
    enteramente por Él mismo por amor a su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo, y más no cuando tú naciste de tu madre inicialmente, por ejemplo. Presentemente, Satanás está perdido contigo, cuando tú eres bautizado en agua, invocando su perfecta
    santidad, como Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacobo, porque él siempre ha fallado en entender poderes del Juramento a Isaac, que siempre operan en tu diario vivir, como cuando tú emerges del bautismo de tu bañera hogareña, únicamente
    conociendo a tus enemigos devastados perpetuamente delante de ti.


    Corrientemente, no importa jamás para nuestro Padre celestial, si tú eres musulmán, budista, hindú, cristiano, hebreo o de otra fe, Él ya ha quitado el pecado del mundo y de ti igualmente, pero tú debes bautizarte en agua, invocando la perfecta
    santidad de su nombre y poderes infinitos, para que seas declarado perfecto y santo inmediatamente, como Abraham lo fue en su día, por Él mismo. Es decir, pecados, maldiciones, enfermedades, problemas, dificultades, pobreza, muerte e infierno
    tormentoso siempre fallaran encontrarte a ti, porque bautizado en agua, entonces, tú habrás abandonado la carne con pecados y el espíritu de error, en donde espíritus inmundos te atormentan por Satanás cada día, por fin, tú vivirás en la carne
    sin pecados de Isaac para entrar al reino angelical, eternamente enriquecido.


    Aquí es, en donde tú vivirás con nuestro Padre celestial, su Hijo Jesucristo, su Espíritu Santo y sus huestes angelicales, que Él ha asignado para bendecir, proteger y enriquecerte a ti cada día de vida en la tierra entera y en la gloria angelical
    hacia la eternidad venidera: conquistando nuevas glorias, riquezas y santidades jamás tocadas por el pecado para siempre. Aquí, nuestro Padre celestial realmente vivirá contigo con su amor infalible de su corazón santísimo, que siempre te ha amado a
    ti toda una eternidad hasta hoy, porque tú naciste: amándolo a Él y a su santo nombre fuegos por amor a su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo—más tú debes amarlo a Él apropiadamente con el amor, riquezas de Canaán para siempre.


    Si dijeran la verdad: el corazón santísimo de nuestro Padre celestial está derramando su amor infalible hacia su reino angelical, porque Él te extraña a ti desde cuando Adán y Eva comieron del fruto prohibido, que Él ha tenido a su Hijo Jesucristo
    y a su Espíritu estableciendo su corazón en el corazón de la tierra, para hacerte regresar a su dulce hogar pronto. Definitivamente, esta es vida eterna de nuestro Padre celestial, entregada a ti ya en su Hijo Jesucristo nacido como Isaac del vientre
    estéril de Sarah y luego de la hija virgen de David, derrotando enemigos, planeando siempre en contra de ti, y así, tú jamás vivas su vida eterna: bendecido, enriquecido y santificado en todos tus días en la tierra y en el reino celestial.


    Presentemente, ya que tú hayas encontrado esta vida maravillosa, entregada a ti, tus amados, vecinos y amistades por nuestro Padre celestial, entonces, tú lo harás a Él, su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo junto con los ángeles muy feliz, ver su
    vida eterna floreciendo en ti, entregándole glorias, poderes y honores a Él y a su santo nombre fuegos sobre el Monte Sion, en Canaán. Verdaderamente, nuestro Padre celestial es muy feliz con su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo, observándote a ti
    vivir su vida eterna, expulsando a Satanás, ángeles caídos, familias satanistas, brujerías, maldiciones, enfermedades, pobreza, conflictos, problemas, accidentes, muerte e infierno tormentoso de tu vida y de los tuyos igualmente, porque Él se ve
    asimismo en ti, viviendo su vida eterna, como nunca antes en la eternidad.


    Ciertamente, nuestro Padre celestial creó cielo y tierra con perfecta santidad, poderes y dulzuras de leche y miel, conocimiento de Él, sabiduría, inteligencia, sanidad, bendiciones del reposo Sabatino y otras similares en Canaán, gozándolas tú
    todas ellas con Él, pero bautizado en agua, invocando perfecta santidad de su nombre para vivir en su mundo, en donde no hay pecado en ti en toda una eternidad. Realmente, nuestro Padre celestial creó Canaán y la tierra sin pecado alguno, creando así
    las cosas en ellas con perfecta santidad, riquezas y dulzuras interminables, porque: aquí Él vivirá con sus hijos, renacidos de las naciones de la carne sin pecados y llena de su vida eterna enriquecida: amando, sirviendo y alabando su santo nombre
    sobre el monte Sion, en Canaán, hacia la eternidad venidera.


    Presentemente, esta es una vida muy dulce, entregada ya por nuestro Padre celestial a ti, tus amados, vecinos y amistades, porque su vida eterna no solamente ha sido vivida por su Hijo Jesucristo y por su Espíritu Santo en la gloria angelical, pero
    igualmente, ha derrotado a Satanás, ángeles caídos, muerte y cada enemigo, en Canaán, que tú encuentres hasta que su reino venga postreramente. Esta es una vida maravillosa de nuestro Padre celestial, en donde Satanás, ángeles caídos y la muerte
    junto con el infierno fallaran por tener poderes para atacarte a ti, en cualquier forma o manera, porque ha derrotado el reino de tinieblas junto con el infierno tormentoso, y así, tú sólo conozcas amor, paz, prosperidad y riquezas con perfectas alegr
    as en tu corazón, desde ahora.


    Legalmente, fue importante para nuestro Padre celestial tener a su Hijo Jesucristo naciendo como Isaac del vientre estéril de Sarah, por el Espíritu Santo, para que su primogénito Jacobo junto con doce patriarcas israelíes vivan en Canaán, y sus
    hijos en Egipto recojan pecados pasados y futuros de las naciones, bautizándose del Mar Rojo finalmente: quitando el pecado del mundo en un día postreramente. Por ende, fue igualmente importante para nuestro Padre celestial tener a toda la casa de
    Israel bautizada en agua, invocándolo a Él, como Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacobo, porque ellos tenían que ser encaminados hacia Canaán inmediatamente, usando cada riqueza disponible para enriquecer la tierra entera desde el desierto
    del Sinaí, en donde todo es muerte solamente.


    Además, nuestro Padre celestial necesitaba a las familias de las naciones entendiendo que: una vez que ellos sean bautizados en agua, invocando la perfecta santidad de su nombre, su Hijo Jesucristo y su Espíritu Santo, entonces, ellos igualmente
    gozaran de riquezas cotidianas de Canaán, aunque la tierra en donde ellos vivan esté muerta, muerto como el desierto del Sinaí—pero Él fielmente los enriquecerá, aun así. Legalmente, nuestro Padre celestial necesitaba a la casa de Israel
    bautizada en agua con la carne sin pecados y su Espíritu Santo, porque la carne con pecados y el espíritu de error quedaron atrás en lecho marino del Mar Rojo, caminando únicamente con poderes del Juramento a Isaac para conquistar el corazón de la
    tierra junto con las naciones igualmente, para su reino venidero.


    Esto significa: ya que nuestro Padre celestial había expiado, juzgado y cubierto cada pecado de toda la tierra con sangre expiatoria, derramada de víctimas sacrificadas sobre la entrada del tabernáculo de reunión y su Lugar Santísimo, entonces, Él
    podía descender con Israel antiguo y su carne sagrada, mordida por serpientes venenosas, que habían matado a la humanidad entera ya, por pecar. Dado que, nuestro Padre celestial necesitaba conquistar las puertas de sus enemigos junto con sus ciudades
    pobladas por naciones pasadas y luego futuras también, porque los hijos venían de generaciones futuras a sus lugares eternos, recibiéndolos a ellos en sus días, entonces, Israel antiguo con su carne mordida por serpientes venenosas se tornaron en su
    semilla santa, carne sin pecados, para ver vida nuevamente todos ellos.


    Históricamente, este es Israel antiguo cautivo en Egipto, recogiendo pecados de las naciones, bautizado del Mar Rojo abandonó y destruyó pecados del mundo, cruzó el desierto derramando sangre expiatoria de víctimas sacrificadas hasta descender
    mordidos por serpientes venenosas, integrándose a las naciones en el corazón de la tierra, como semilla santa, espero por el Mesías victorioso sobre la muerte, viendo vida todos nuevamente al fin. Legítimamente, esta es semilla santa del Padre
    celestial, saliendo del vientre estéril de Sarah como Isaac, por Espíritu Santo, y luego de la hija virgen de David Isaac nuevamente, pero esta vez nace con el santo nombre sobrevolando el monte santo de Jerusalén, en Canaán: victorioso sobre la
    muerte, pecado y el mundo, lleno de perfecta dulzura junto con salvación eterna para sus hijos.


    Además, nuestro Padre celestial necesitaba tener su santo nombre fuegos no solamente naciendo con Isaac, como su Hijo Jesucristo, de la hija virgen de David sobrevolando sobre el monte Sion, en Canaán, victorioso hacia Satanás, pecados, maldiciones,
    enfermedades, demonios, familias satanistas, pobreza, muerte y el infierno, pero igualmente, necesitaba su corazón santísimo amando a Canaán desde el corazón de la tierra una eternidad entera. Realmente, nuestro Padre celestial necesitaba tener a
    todo su reino de su amor infalible de su corazón santísimo, amando a sus hijos infinitamente, así como Él siempre los ha amado en la eternidad, pero igualmente, amarlos a todos ellos continuamente en su nueva tierra, en donde su amor infalible fluye
    leche y miel por sus corazones, amándolo a Él con pasiones sin fin continuamente.



    [continued in next message]

    --- SoupGate-Win32 v1.05
    * Origin: fsxNet Usenet Gateway (21:1/5)